Search

el juanete

Aquí: lo incómodo que quieres hablar

Category

Familia

Dulce despedida

Hurgó el bolso.
Tropezó con la arenilla,
las envolturas de chicles,
los restos de papitas.
Hasta que encontró los lentes
y por allí mismo sacó las golosinas.

Frente a él,
con sus ojos bien puestos
vio que no era más que
un humano crudo,
un descorazonado con pulso,
un verano sin sol,
una religión sin Dios y sin vino.

“Toma estos caramelos”, le dijo.
Él no cambiaría
y ella no renunciaría ni a la libertad
ni al tinto.
Batió sus manos en despedida
evitando batir sus alas, porque
de hacerlo, lo mataría.

A distancia segura voló,
libre, valiente, herida.

—————————————

Así es mi propia cartera, igual la de mi madre y también las de dos o tres conocidas. Eso me gusta. Dejo pasar el tiempo para esperar con ansias el día que mi bolso no pueda más. Ese día en que decides organizarla es un momento sagrado en el que despejas un espacio amplio en una zona cómoda y te colocas el collar de -no molestar-. Con curiosa pasión extraes cada tesoro, cada cosa única que amas y dabas por perdida, eso que habías olvidado que existía y cada migaja te recuerda un momento de vida que no volverá. Atesora cada momento.

El asunto es que tenemos que aprender a leer las señales de peligro en todo tipo de relaciones, sean de pareja, de amistad, o de familia. A veces, quizá demasiadas veces, los novios, las esposas, los hermanos, las tías, las “mejores” amigas, los abuelos o las primas tienen una forma sutil de atarnos las alas, de opacar nuestro brillo. ¡Eso tiene que parar! Si es posible una despedida pacífica, propongo un adiós dulce y por eso sugerí los caramelos. Tristemente en la mayoría de estas historias de lentes perdidos y jaulas de “amor” (un amor distorsionado no es amor al final, es distorsión), la libertad se logra con determinación, dolor y lágrimas.

Eso sí, la valentía paga bien y la libertad vale la pena y/o el esfuerzo. Recuerda, todo pasa.

La felicidad depende de cada quien… ¡manos a la obra! 🙂

Advertisements

Single and Disheartened?

Our life was about having fun, enjoying dinner out on weekends, going for an ice cream 1 or 2 nights a week, and my favorite part: sunday afternoons. I have to admit, sunday mornings were very VERY difficult for my brother and I because we had to be at church for the prasing time at 7:30am, so we had to wake up at 6am. Unacceptable for teenagers! But after church my mom cooked lunch while my dad grabbed the machete to bring down coconuts from the two palm trees in the front yard of our house. Then the early awake was worth it.

It was not easy for my mother to deal with my dad’s family but they worked it out. It was usual to hear them laughing at night behind their closed room door. They both had jobs. They drove home for lunch, so we could all eat together after our schoolday. We used to go to the amusement parks in the United States or make a road trip into Panama provinces for holidays. Believe it or not, my brother and I never heard them fighting or yelling or calling names to each other. We knew they were going to figure something out when they said: “we’ll have a conversation in our room, come back later”, we heard nothing. It was forbidden to watch TV or play on the computer or cellphone while sitting at the table, “meal time is family time, to talk, to share with each other”, my dad would say.

Don’t get me wrong, we had tough times as any other average family does. Surprisingly, my brother “never had any homework” and he would get bad grades through the whole year until the threat of failing the academic year was imminent. Then you’d see him reading a little but never really worried. Me, our parents didn’t have to chase me for school grades but they had to visit the principal office often because of my misbehaviour. Well, I always tried to tell my dad he was summoned by the principal, not my mom. He used to hug me smiling and say: “Oh, daughter behave yourself”, with a tone of complicity.

March 15th, 2002 arrived and took my dad. Later came June 17th 2006 and snatched my brother. But this piece of writing is not about how I felt in relation to it but about how my mother dealt with all that. The time came for me to study abroad and she had the house to herself, alone. I came back and married a foreigner who later was transferred to yet another country because of work, seven hours by plane from home. Although my mom is an independent and professional, successful woman with a strong character and outgoing personality, I was certain that even though it appears otherwise, loneliness made her sad.

As a church leader, in case she had a romantic relationship she had to keep it low-profile because of the role model she is supposed to be and all the religious rules to which she is subjected to. I do not agree with much of that but this is not the subject of this text either. In the distance I suspected that she was dating but it was in December 2015 that she confirmed it to me. I won’t lie, I was afraid that maybe this person would take advantage of her success or maybe won’t make her happy (but the opposite) and if this happened I wouldn’t be there to protect her or help her. But on the other side I had hope.

In my few visits back home, I got the chance to see them together and speak my heart and my fears to my mamma and speak openly to her boyfriend too. I got into a process where I had to accept, as a daughter, that I had no right to decide what my mother should do or not do. I had to take my place and support her and wait for the best. So, at 60, there was no time for her to lose and after almost 14 years single, she got married on July the 2nd. I shared some words at the toast which I want to share here too.

Where I come from it’s very rare for a widow to re-marry, although not as uncommon for a widower. People would say to the aged single women “se te fue el tren” or “you missed the train” frase that connotes you missed your chance on love and as consequence you’ll  be single until the day you die. Tough luck! Society makes us believe this, to the point that we close ourselves for any opportunity. Society can be mean and some people too but life is not. We must rest assured that there are second, third, fourth opportunities and more, to rebuild, fall in love and succeed.

In the case of my mother, she says that the good experience in her first marriage kept her on her feet and with no fear of accepting a second chance with love. She knows there are bad men but we should never forget there are good men too, she advices me. “As long as there is life, there is hope” she says. During the 14 years as a widow I knew of two or three suitors she had but I know she took the time to get to know them and make the right choice of letting them go, until she met her current husband.

I’m certain that all the good and amazing things that happen to my mother are product of the goodness she shows to all people and her positive attitude towards the bad experiences. She is such a gentle and kind person that life payed her back with this new chance. I wish that every person who has a mother, aunt, grandmother or friend (female or male) who is single for whatever reason and is also disheartened about the future and surrendered to loneliness, can encourage that person to believe in second, third and million chances. No one will build a train station for a train to pass just once. Trains will pass until they break down and get fixed. Even when they no longer work another train will be bought so there will always be a train. It’s not different with love. Make mistakes and correct them. Improve yourself. Be good being yourself. Believe.

Selfie: me, mamá, auntie and friend preening for my mom’s wedding last saturday.
@abimztra

Los Minions son del diablo… y yo los amo

winnie

Ese día agarré todos los CDs de Shakira y los rompí… incluyendo Pies Descalzos (¡que pecado!). Me metí a mi cuarto con 13 añitos creyendo que estaba cumpliendo una misión encomendada desde el cielo: Desechar toda la música de esta artista porque un grupo altamente capacitado (en no sé qué y no sé dónde) descubrió que al tocar las canciones hacia atrás, se escuchaban adoraciones a Satanás. Así que, como una soldado de Jah y entre lágrimas, destruí los discos y salí victoriosa de la prueba puesta por Dios.

De Coca-Cola decían, y algunas personas sostienen, que su símbolo visto desde cierto ángulo muestra la silueta del mismo Diablo. A Winnie Pooh también tuve que evitarlo a toda costa porque se me enseñó que es un oso homosexual y se evidencia con su voz afeminada y su profunda sensibilidad. De igual manera, Pikachú sin duda es demoniaco; así como Hello Kitty, Los Pitufos, Juan Gabriel, Los Beatles, Los Minions y los otros que le dijeron a usted en su niñez o adolescencia que yo no me sé.

Y así actué y creí por mucho tiempo, limitándome a escuchar sólo cierto tipo de música “edificante”, no yendo las fiestas de amistades mundanas porque “la luz no se une con las tinieblas” y disfrutando a media máquina las actividades de mis compañer@s del colegio porque, como la mayoría no eran cristian@s, debía mantener mi distancia. Del sexo, de la forma correcta de vestir y hablar y de mi rol como mujer, ni se diga, respeté reglas absurdas. Mucho de eso no me hacía sentido pero no importaba porque debía seguir sin cuestionar lo que “la autoridad puesta por Dios” dijera y todo era por fe y “sin fe es imposible agradar a Dios”. Y yo quería agradarle. Hasta que descubrí que eso de creerme luz y etiquetar de tinieblas a todo aquel que no practicara la religión como yo, me hacía parte de una práctica ególatra y discriminativa.

Ciertamente hasta que salí del país sola y pude pensar sin la influencia religiosa pisándome los talones, supe que tenía un mundo de opciones, que la maldad está adentro y afuera de la iglesia casi en la misma proporción, que practicamos una religión por herencia/tradición y no por decisión propia o producto de un análisis personal. Que Satanás no es el ser mitológico con cachos, rabo y trinche sino que se hace realidad en nosotr@s cuando tenemos prejuicios sobre temas como la homosexualidad, la política, el sexo, otras religiones o el aborto. Que el verdadero pecado es no usar la capacidad de razonamiento que, según l@s que creen, Dios nos dió.

Anyway, confieso que al Rookie y a los Backstreet Boys jamás los deseché, supe que Dios me perdonaría y tomaría en cuenta mi cuota con el sacrificio de Shakira. Amo a los Minions y amo a Residente René Pérez, vulgar y atrevido pero haciendo más por la humanidad que aquell@s que no cesan de hablar en nombre de Dios, pero no actúan. Sólo hablan y hablan mal. Actualmente mi suegra (ahora evangélica) se lamenta de haber destruido su hermosa estatua de la Virgen y narra con tristeza el día que quemó todos sus adornos de navidad (su pastor le dijo que debía botar todo: el arbolito, un Santa Claus bien pritty, etc.). Por favor, no crea todo lo que le dicen, investigue, pregúntese ¿de dónde sacó esta información? Razone. Diviértase. Viva. Yo por mi parte quiero de vuelta mis CDs y todo lo demás.

De parte de las hijas de Lot: ¡Feliz día de la Mujer!

las hijas de lot

A causa de un maestro, hoy me puse las sandalias de las hijas de Lot y escuché el estruendo afuera. Me asomé por la ventana y vi que el pueblo tenía nuestra casa rodeada. Al unísono hombres, ancianos y niños, reclamaban a los dos recién llegados visitantes para violarlos; vociferaban sus maldades con gran violencia. De repente mi padre dijo:

‟Hermanos míos, les ruego que no cometan tal maldad. Tengo dos hijas que aún son vírgenes; voy a traerlas para que hagan con ellas lo que quieran, pero no les hagan nada a estos hombres que están cobijados bajo mi techo.”
Génesis 19: 7-8

Sus palabras me destrozaron el alma. O sea es mi papá quien me cargó de niña, jugó conmigo y me vio crecer quien hoy me condena a tan horrible suerte.

Si tanta era la necesidad de proteger a los invitados: ¿porqué Lot no se ofreció a sí mismo para que lo violasen e hicieran con él lo que quisieran? Ya sé, porque sus hijas (fueran vírgenes o no) y la mujer en general tenían el mismo valor que el ganado o los puercos. Así era en aquel tiempo. Así es en algunos lugares actualmente.

A pesar de que ni mi hermana ni yo fuimos violadas, jamás olvidaré como hija de Lot, que papá es capaz de abandonarme a mi mala suerte, de entregarme a bandidos para que me violen.

Ya calzándome mis propios zapatos, me queda claro que el cuento de Lot no es para niñas, que la saga de Lot debe ser re-interpretada en nuestras iglesias. Siempre recordaré que Dios está más allá de la Biblia, que la Biblia NO es Dios. Qué alivio saber que mi padre jamás me arrojaría a la merced de malhechor@s para que me ultrajen sexualmente, por la razón que sea.

Que alivio saber que el Dios de Lot no es como dice esa parte de la Biblia.

Que alivio vivir en este tiempo donde la mujer ya no es un pedazo de carne que cualquiera mastica y escupe sin que nadie se conmueva,
un plato desechable,
un ser sin cerebro que sólo es útil para procrear.

Estamos en deuda con todos esos maestros y maestras que nos obligan a voltear la mirada, que nos animan a luchar contra el sistema, a ver y escuchar con otros oídos. La lectura literal de la Biblia nos aleja de Dios. No lea la Biblia literalmente y verá a Dios. Ya no somos más como las hijas de Lot ni estamos a merced del opresor.

Hoy recordamos a Berta Cáceres y a todas las mujeres del pasado y del presente que nos recuerdan que no existe obstáculo imposible de superar. Que ayer, hoy y mañana venceremos.

De parte de las hijas de Lot:

¡Feliz día de la Mujer!

 

 

Cuidao’ con esa gaveta: A bregar con el pasado

bombas
En vez de hablar aquello negativo, lo guardas.

Veníamos caminando por el barrio un grupo de entre 7 y 10 muchach@s. Entre ellos estaba quien que fue mi noviesillo de mentirita (Paco) pero para entonces habíamos terminado. Durante la caminata estaba relajeando con un amigo (Juan) y ante su incansable jodienda le grité impulsivamente: ¡Paco YA! Queva, no pude abrir más los ojos ante el desconcierto que me causó mi propia reacción. ¿porqué no dije –¡Juan YA!- si estaba jugando con Juan, no con Paco? La burla fue fuerte y aquella es una de las grandes vergüenzas de mi adolescencia.

Quedé expuesta por mí misma sin querer. No entendía cómo pude ponerme en vergüenza involuntariamente, así de la nada. Lo que sí sabía es que en esa relación sentimental callé tantas cosas negativas y ese silencio me afectó de manera sorprendente. Más adelante escuché de la psicóloga Alegría Constable que reprimimos las situaciones desagradables y quedan en el inconsciente, pero si no les damos atención ellas buscan cómo salir. Tarde o temprano se revelan de una forma u otra. Según escribe Juan David Nasio en el libro titulado ‟Los Más Famosos Casos de Psicosis”: …Pero ¡ese episodio es historia vieja! ¡Es el pasado! Ciertamente, en el nivel consciente, es un asunto clasificado al que no tiene sentido volver, pero para el inconsciente, el tiempo no existe. Lo que se vivió deja una huella.

playing
Sigues tu vida normal como si nada.

Ciertamente las decepciones amorosas, el padre o la madre que no estuvo, ese familiar que abusó física o emocionalmente, haber fracasado en el deporte o en aquella profesión, aquella traición de una persona en quien confiabas, esa ilusión rota, el sueño que ya se ve inalcanzable… explotarán, de alguna manera se manifestarán mañana o en cinco años, esconderlo todo en el cajón será peor. Y sólo a partir de tratar todo eso que metemos en la gaveta, sólo desde allí la restauración es posible.

Hay una persona que me acogió bajo sus alas a mis violentos 16 años. Ella siempre ha sido de madrugadas, patines, paseos y bicicleta. También es fan del Casco Antiguo y un día que -bicicleteó por allá me escribe: ‟Cuando iba pasando por los edificios restaurados, los miraba y decía: ‘es que son hermosos’. Y me gusta más cuando en la restauración combinan lo nuevo con la exposición del original”.

hijoeputa
Y cuando menos lo esperas, PUM! Explotas de repente.

Pregunto: si en vez de restaurar el Casco Antiguo alguien propusiera: ‟mejor vamos a derrumbar todo esto y construyamos nuevas e increíbles instalaciones modernas”, ¿estaría de acuerdo? Seguramente a l@s amantes de la historia, la arqueología y las raíces panameñas les parecería una idea súper descabellada. En este caso lo viejo vale mucho porque nos recuerda que existen héroes y heroínas, que se puede sobrevivir a lo peor, que no somos débiles, qué siempre hay opciones y que definitivamente todo pasa, todo lo malo pasa.

Los edificios antiguos restaurados tienen cierto sabor a eternidad. Son estructuras que superaron las inclemencias del tiempo, de las épocas y, en ocasiones, del abandono humano. Te dejan saber que tenemos en nuestras manos un trozo de pasado, es decir que el pasado no nos domina sino al contrario. Esas huellas del tiempo nos recuerdan lo fuertes que somos y me trae a memoria lo que Animal Planet y Discovery Channel me han enseñado: el león con más cicatrices es el más dotado para sobrevivir, es el rey de la sabana. Así mismo las experiencias y todas sus huellas serán nuestra fortaleza después de la restauración.

‟Las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas”.
2 Corintios 5:17b

Sin duda no podemos cambiar el pasado. Entonces, ¿para qué desgastarnos en aquello que no podemos cambiar?

Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.
Eclesiastés 3:15

El ser humano es fundamentalmente social. Nadie sobrevive feliz en una isla sol@. Necesitamos de otras personas incluso desde las primeras semanas de vida. Según el Dr. Gabor Maté en el documental “Zeitgeist: Moving Forward”, actualmente es conocido que el simple hecho de que l@s bebés prematuros que permanecen en máquinas incubadoras por semanas y en ocasiones meses sean tocad@s y sobad@s en la espaldita por al menos 10 minutos al día promueve el desarrollo cerebral. En otras palabras, el toque humano es esencial para el desarrollo. Es más, el Dr. Maté asegura que un infante que nunca sea cargado por otros seres humanos morirá. En la vida adulta la empatía y el calor humano también es vital para sobrevivir.

La buena noticia es que existe gente capaz de amar y hacerse amiga, personas que van más allá de su instinto de supervivencia y tienen la disposición de ayudarte. Aman. Rescata a esas amistades que te dan ánimo y esperanza, pide perdón y perdona. Apoya a l@s demás y no guardes registro de los favores que haces aunque sin duda eso vendrá de vuelta cuando necesites ayuda.

14 Las mujeres decían a Noemí:
— ¡Bendito sea el Señor que no te ha privado hoy de un rescatador que será famoso en Israel! 15 El niño te dará nuevos ánimos y te sostendrá en la vejez, pues te lo ha dado tu nuera, la que tanto te ama y es para ti más valiosa que siete hijos.
Rut 4:14-15

perdon
Y con quien menos lo esperas.

Gente ha superado lo que tú pasaste. Pregunta.
Abre la gaveta. Evita que aquello viejo salga de modo inconsciente y haga pública tu desnudez.
Procura la restauración.
No te resistas al amor.
¿Cicatrices, ruinas? No, poder.
Sé de valor para otras personas, sé mejor y espera lo mejor.

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: