Search

el juanete

Aquí: lo incómodo que quieres hablar

Month

March 2016

…“Dejad a las niñas venir a mí”…

Pastor Evangélico

Cuando tenía dos o tres años, una chica que ayudaba en casa -desubicada– trató de enseñarme las partes íntimas de la mujer: el tontón, la corocochita. Ese atrevimiento no le gustó nadita a mi mamá quien brincó y dijo:“No, no, no! A las cosas por su nombre: se dice ‘vulva’”, y a su tiempo me enseñó a no decir pajarito sino pene. Mi hermano y yo fuimos etiquetados como precoces porque hablábamos clarito como el agua desde muy temprano y creo que es producto de esa crianza transparente. Repito la frase: ¡a las cosas por su nombre! Ya de grande ha sido muy útil tanto para ahorrarme malos entendidos como para expresarme sin rodeos.

El señor Joel Guevara, un señor de 34 años, casado, con hijos y para rematar, pastor evangélico, decidió hacerse amante de una muchacha de 19 años y fue descubierto los primeros días de marzo porque la joven publicó en su cuenta de Instagram fotos en donde ambos expresan su amor. Adicional a eso, la cuenta de Twitter @Trafico_pty se tomó la tarea de opinar fuertemente sobre el tema de tal forma que alcanzó la atención de todo Panamá. Las fotos son las siguientes:

en la cama
En la camita!
de paseito
De paseito!
con el uniforme
Besitos!

@traficooesteymas

Pero lo que sucede después de las fotos es la razón principal de este escrito. Resulta que TELEMETRO, al parecer tiene problemas de rating y le propuso al señor Guevara entrevistarlo en el noticiero matutino con Alvaro Alvarado (ver entrevista aquí, es crucial para comprender el tema). Dicha entrevista fue un desastre por parte del periodista, profundamente indignante por parte del señor Guevara y desalentadora por parte de Idalia Martínez, directora de la SENIAF (Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia).

Puede parecer el análisis ocioso de una noticia amarillista que implica un escándalo más de la iglesia organizada, pero encontré varios puntos vitales que valen la pena analizar. De antemano, a pesar de mis intentos, le advierto que no es un escrito breve como algunos de los anteriores. Sin embargo, una historia que incluye un pastor acusado de pedofilia, la directora de una institución que representa a la familia más preocupada por el respeto al uniforme escolar y un periodista sin ganas de hacer bien su trabajo, merecen el tiempo.

Álvaro Alvarado

Cuando casos vergonzosos como estos sean ventilados en la televisión, no piense usted que es de gratis. Generalmente el programa o la televisora le ofrecen dinero a l@s protagonista de los escándalos para que accedan exponerse ante la luz pública y así aumentar el rating de dicho programa y/o canal. Estos casos amarillistas son los más vistos y los más buscados por la audiencia y ésto no es ningún secreto. Por el mismo lado, es notorio que se trata de un guión preparado para abordar el tema superficialmente, se trata de un acuerdo entre el ofensor y el programa en donde voy a hacerte ganar televidentes a cambio de que no indagues sobre mí comportamiento escandaloso. Es evidente que el señor Guevara no responde las preguntas y el periodista tampoco se esfuerza por insistir.

¿Cuál es la labor de un(a) periodista? Ser inquisitivo(a), no dejar cabos sueltos y conseguir, con el entrenamiento periodístico, información relevante que sea útil para generar cambios positivos en la sociedad. En esta ocasión, el señor Alvarado le da muy poca importancia a este caso y lo aborda superficialmente. Es una pena que no sepamos las respuestas de Joel Guevara a las siguientes preguntas:

¿Tiene usted Instagram?
¿Usted tenía conocimiento de que las fotos estaban siendo publicadas?
¿Sabe cómo funciona la configuración de seguridad de las redes?

Lo que se publica en las redes, le pertenece a las redes y aunque la difamación tiene consecuencias legales, ya Joel aclaró que el adulterio es cierto. Existe la configuración de seguridad que permite seleccionar si la publicación a realizar está destinada al público o a un grupo selecto. Dicho esto, lo que es público está sujeto a todo tipo de crítica, señalamiento, denuncia, etc. Por lo tanto, nadie se robó la foto de la joven porque robar es un delito, sino que alguien usó el derecho que el internet provee de ver las fotos que evidencian el pecado del “pastor” y denunciarlas. La relación aparentemente terminó ahora que la involucrada tiene 19 años, pero al igual que comenta Tráfico Oeste y Más, creo que es muy probable que haya iniciado desde tiempo atrás cuando ella era menor de edad.

Sería interesante saber si Joel le habría advertido a la joven amante de evitar hacer pública su relación ya que él estaba jugando a los novios a escondidas de su esposa y si realmente se salió de control o si existe alguna historia tipo novela en donde la muchacha ya le estaba exigiendo a su Xaparroh algo más y ésta fue una expresión de su descontento al no conseguirlo. Pero esa ya es mucha influencia creativa de Televisa. Señor Joel, su familia no ha sido afectada por las fotos, ha sido afectada por USTED.

¿Exactamente a partir de cuándo comenzó su relación con la joven?
¿Hace cuánto que se separaron?
¿Alguna vez la obligó a hacerse un aborto?

Preguntas incómodas pero relevantes en un caso de como este. No puede usted cometer un error de este tipo y esperar que el único afectado sea usted. Cuando se comenten errores en materia íntima como la sexualidad es tácito y sobreentendido que el resto de la familia será afectado.

Joel Guevara – “el ataque es mío, no de mi familia

A qué ataque se refiere, ¿al ataque del Diablo o al de las redes? Y éste es uno de los más delicados problemas del cristianismo actual: siembra en sus fieles que todo lo malo viene del “Diablo” y por lo tanto nosotr@s mism@s no tenemos la culpa de nada; somos débiles e incapaces de rechazar las tentaciones de Satanás, ¡pobrecit@s de nosotr@s!

¿Y el cerebro? ¿Y la capacidad de razonamiento? ¿Y el libre albedrío?

No somos seres controlados por Satanás y sus demonios, sino que tenemos la capacidad de resistir todo aquello que no nos conviene. De hecho, el escritor de Santiago sabe que tenemos la capacidad de resistir al “diablo”:

Sométanse, pues, a Dios y resistan al diablo, que no tendrá más remedio que huir. Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. ¡Limpien sus manos, pecadores! ¡Purifiquen sus corazones, ustedes que se portan con doblez! Santiago 4:7-8

¿Qué es un pastor? Según la RAE, un pastor protestante es un “eclesiástico o laico designado por la comunidad para su guía espiritual y gobierno”. Sería inmoral hacernos de la vista gorda, estimada lectora y apreciado lector. Se trata de un PASTOR.

Infelizmente, cualquier persona puede ser pastor/a. En Panamá, por ejemplo, no se exige ningún tipo de estudio, curso o certificado básico. ¡NADA! Un libro como la Biblia con textos escritos entre 2,500 y 2,000 años aprox. requiere de estudios formales para poderse entender e interpretar en esta época tecnológica y científica. Pero no, eso no sucede y producto de eso tenemos señores como Joel Guevara cuya interpretación de la Biblia es que “las cosas ocurren porque Dios permite que sucedan” y que “Dios tiene algo grande”. Eso es no conocer la Biblia y tergiversar un texto sagrado a la propia conveniencia.

Entonces a estas personas sin preparación teológica alguna y, peor, sin integridad moral, son aquellas a quienes le damos el poder de gobernar a los sectores más vulnerables e influenciables de la sociedad: la niñez, la juventud en general y l@s jóvenes en riesgo atendidos por la Fundación Teen Challenge, por ejemplo. Se trata de una vil distorsión del mensaje de Jesús. En el ambiente de iglesia, business as usual. Es el mismo error de interpretación que ha resultado en que las mujeres sean sometidas a los hombres y condenadas al trabajo del hogar, en tratar a l@s gays como endemoniad@s o en la sumisión a la autoridad porque “la autoridad”es puesta por Dios, y la cuenta continúa…

El Señor Joel expresó: “el acosamiento verbal […] que ha comprometido a mis hijos […] no, no me ha complacido”. Señor, si usted cometió el error usted no le va a indicar al resto del mundo qué pueden o no hacer con su error. A estas alturas ya las complacencias se terminaron, ahora se trata de asumir que su proceder es en exceso escandaloso debido a su posición como pastor y enfrentarlo, la culpa es sólo suya.

Idalia Martínez – “el simple hecho de que estuviera utilizando un uniforme de escuela

El problema principal, según la señora Martínez, es que la niña estuviera vistiendo el uniforme del colegio y que afecte el prestigio del mismo. Es decir, si alguna menor no está usando el uniforme no hay problema. La directora de la SENIAF, cuyo salario es producto del esfuerzo del pueblo panameño, únicamente supo hablar de “utilizar el uniforme con dignidad”, ¿en serio? Provoca náuseas. El enfoque principal de la entrevista debió ser la familia, educar a la población en cómo reaccionar ante estos casos para proteger a l@s menores de edad involucrad@s, las precauciones al utilizar las redes sociales, proveer estadísticas/porcentajes de las denuncias de este tipo y comentar sobre qué se está haciendo en las Iglesias y Fundaciones para evitar estos sucesos.

La ciudadanía merece saber bajo qué circunstancias las escuelas aceptan mayores de edad en la jornada matutina. La mayoría suponíamos que la Escuela Nocturna tiene el propósito de educar a l@s adult@s que no pudieron terminar sus estudios cuando eran menores de edad. ¿Qué pasó en este caso? Es muy dudoso. Es increíble cómo se habla tan enfáticamente del uso del uniforme, ¿y la investidura del pastor qué? Preguntas como:

¿cómo manejó su esposa la infidelidad?
¿qué le dijiste para que te perdonara?
¿qué tipo de bullying están recibiendo tus hijos?

…hubiesen aportado realmente a la comunidad en general al igual que las preguntas en el párrafo anterior, pero beneficiar a la comunidad no es el interés del noticiero ni de la directora del SENIAF en este caso, los ojos están puestos en el rating y el reconocimiento público.

La tergiversación bíblica, los fallos de la iglesia y la ingenuidad de l@s religiosos

Sería interesante saber exactamente a qué texto bíblico se refería el pastor con eso de que “todas las cosas ocurren porque el Señor permite que [sucedan] […] y para esto somos llamados”, porque aún no lo encuentro. O sea, según Guevara Dios permitió que él fuera infiel y lo controló de tal manera que no tuvo opción de serle fiel a su esposa. ¡Que forma cínica y estúpida de evadir la responsabilidad de sus actos! No somos robots y eso tod@ cristian@ comprometid@ lo sabe.

El señor Joel Guevara se vistió de víctima de pies a cabeza, y se expresó con obvia altanería como si el hecho de que trabaje en la Fundación Teen Challenge o que sea pastor de cierta manera le haga merecer un castigo menor por su comportamiento vergonzoso. También se muestra indignado por el proceder de las redes sociales. ¿Qué esperaba? ¿Palmadas en la espalda? Y como si fuera poco tuvo la osadía de utilizar como escudo un texto sagrado y la jerga pandereta, como dijo uno de mis contactos de Facebook. Sí, se arrepiente de lo que “ha ocurrido” que se destapó la olla gracias a Instagram, no de ser adúltero. Según sus palabras lo que más le aqueja es que se hayan publicado las fotos, es afectar a sus amigos, al Reverendo Nieto y su testimonio. Las palabras “me arrepiento de haber violado mis votos matrimoniales con esa niña, me arrepiento de pecar contra Dios y de ser un mal ejemplo” nunca las menciona. Hubiese servido de mucho citar textos como:

Pues nada hay escondido que no haya de ser descubierto, ni hay nada hecho en secreto que no haya de conocerse y salir a la luz. Lucas 8:17

Ustedes, los maridos, amen a sus esposas, como Cristo amó a la Iglesia. Por ella entregó su vida. Efesios 5:25

Que todos respeten el matrimonio y mantengan limpia su vida conyugal, pues Dios juzgará con severidad a los adúlteros y lujuriosos. Hebreos 13:4

O el Salmo 1, Romanos 6:23, 1Pedro 3:7 o 1Corintios 7:3-5, tantos textos con los cuales este “siervo de Dios” pudo haber bendecido al público mostrando un verdadero arrepentimiento. Pero no, no conoce la Escritura ni demuestra arrepentimiento. Si fallas te disculpas y punto, pero a la caca no se le adorna con flores.

No dañes las disculpas con excusas.

¡A cualquiera le puede pasar! ¿Sí?

Mire, a cualquiera le puede dar cáncer o tener un accidente de carro o ser botad@ del trabajo o tropezar y rasparse las rodillas. Pero tener sexo con alguien es algo de lo cual tenemos pleno control. Como dijo algún religioso sabio: “usted no cae en el pecado sino que usted ENTRA en el pecado”. En palabras sencillas, el pecado no es un hueco en la calle en el que caemos accidentalmente sino una puerta que voluntariamente abrimos.

Ser pastor no tiene que ver con “labia” o capacidad de dar buenos discursos o tener una tremenda retórica. Cada vez se ve más a la iglesia como un negocio similar a la política en donde el mejor sermón es el que gana y a la hora de la verdad todo es mentira y corrupción. Debemos crear criterios de selección y exigir preparación académica para quién gobierna espiritual/moralmente a los grupos religiosos. Usted que asiste a una iglesia, cualquiera que sea, debe exigir eso. ¿Qué pasaría si Joel Guevara en vez de pastor hubiese sido maestro? ¿Verdad que el escándalo hubiese sido peor? El oficio de pastor, que no está regulado por la ley ni está sujeto a preparación académica, debe ser aún más rigurosamente vigilado por la comunidad y el Estado.

Este suceso no nos dejará olvidar o pasar por alto que la pedofilia o el adulterio, son cosas que suceden tanto en la iglesia Católica como en la Evangélica. Nos deja claro que los pastores y pastoras son humanos comunes y corrientes que no se deben endiosar. En palabras de la jerga religiosa, sería caer en idolatría y eso trae terribles consecuencias como hemos visto en el caso de Joel Guevara. Usted que tiene hij@s, niñ@s o jóvenes, no sea pront@ para arrojarles en la misa o en el culto a la merced de cualquier persona con investidura pastoral o clerical. Esté muy pendiente de a quién le confía su preciada familia.

Abrigamos la esperanza de un periodismo respetable y preocupado por cosas más importantes que el rating, una iglesia y un pastorado más preparado y comprometido con la feligresía y realmente fieles a la Biblia, y un pueblo que se atreva a analizar críticamente sin miedo a las consecuencias. Animo a papá y mamá a llamar las cosas por su nombre y a educar sin pepitas en la lengua. No les cree morbo a sus hij@s, no les mantenga el cuento de la cigüeña por mucho tiempo y enséñele el respeto a la autoridad pero sea enérgic@ en que la prioridad es el respeto a sí mism@s y a sus cuerpos. Por último, el alcance que tienen las redes sociales es ilimitado y la información que depositamos allí no es secreta nunca más. A pesar del dicho: “nadie aprende por cabeza de otr@”, por favor aprenda de éste caso y si no quiere que algo se sepa, no lo haga.

@eljuanete507/@abimztra

 

 

Advertisements

De parte de las hijas de Lot: ¡Feliz día de la Mujer!

las hijas de lot

A causa de un maestro, hoy me puse las sandalias de las hijas de Lot y escuché el estruendo afuera. Me asomé por la ventana y vi que el pueblo tenía nuestra casa rodeada. Al unísono hombres, ancianos y niños, reclamaban a los dos recién llegados visitantes para violarlos; vociferaban sus maldades con gran violencia. De repente mi padre dijo:

‟Hermanos míos, les ruego que no cometan tal maldad. Tengo dos hijas que aún son vírgenes; voy a traerlas para que hagan con ellas lo que quieran, pero no les hagan nada a estos hombres que están cobijados bajo mi techo.”
Génesis 19: 7-8

Sus palabras me destrozaron el alma. O sea es mi papá quien me cargó de niña, jugó conmigo y me vio crecer quien hoy me condena a tan horrible suerte.

Si tanta era la necesidad de proteger a los invitados: ¿porqué Lot no se ofreció a sí mismo para que lo violasen e hicieran con él lo que quisieran? Ya sé, porque sus hijas (fueran vírgenes o no) y la mujer en general tenían el mismo valor que el ganado o los puercos. Así era en aquel tiempo. Así es en algunos lugares actualmente.

A pesar de que ni mi hermana ni yo fuimos violadas, jamás olvidaré como hija de Lot, que papá es capaz de abandonarme a mi mala suerte, de entregarme a bandidos para que me violen.

Ya calzándome mis propios zapatos, me queda claro que el cuento de Lot no es para niñas, que la saga de Lot debe ser re-interpretada en nuestras iglesias. Siempre recordaré que Dios está más allá de la Biblia, que la Biblia NO es Dios. Qué alivio saber que mi padre jamás me arrojaría a la merced de malhechor@s para que me ultrajen sexualmente, por la razón que sea.

Que alivio saber que el Dios de Lot no es como dice esa parte de la Biblia.

Que alivio vivir en este tiempo donde la mujer ya no es un pedazo de carne que cualquiera mastica y escupe sin que nadie se conmueva,
un plato desechable,
un ser sin cerebro que sólo es útil para procrear.

Estamos en deuda con todos esos maestros y maestras que nos obligan a voltear la mirada, que nos animan a luchar contra el sistema, a ver y escuchar con otros oídos. La lectura literal de la Biblia nos aleja de Dios. No lea la Biblia literalmente y verá a Dios. Ya no somos más como las hijas de Lot ni estamos a merced del opresor.

Hoy recordamos a Berta Cáceres y a todas las mujeres del pasado y del presente que nos recuerdan que no existe obstáculo imposible de superar. Que ayer, hoy y mañana venceremos.

De parte de las hijas de Lot:

¡Feliz día de la Mujer!

 

 

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: