Search

el juanete

Aquí: lo incómodo que quieres hablar

Month

November 2015

Panamá vs. ISIS

nadienaceterrorista

Las redes sociales están inundadas de imágenes diversas sobre la decisión estúpida de nuestro jefe de gobierno en participar de la coalición militar que combate al Estado Islámico. En vista de que Panamá no tiene ejército desde 1989 esto es un disparate pero la aclaración de que la participación de nuestro país tiene que ver con el tema financiero en la lucha contra el terrorismo es incoherente con las situaciones críticas en nuestro país que requieren de atención inmediata. Dicha decisión sólo puede ser tomada por alguien que tiene un profundo deseo de aparentar poder, alguien egoísta que no tiene interés en el bien común del pueblo panameño sino en los suyos propios con el imperio gringo. Así como no me representan la mayoría de los pastores cristianos protestantes como cristiana, el presidente de Panamá con esta desición, no me representa a mí como panameña; no apoyo la decisión absurda de pertenecer a la coalición.

Muchas personas han publicado su posición en contra de nuestra participación en el tema y han manifestado su total inconformidad con la exposición internacional de nuestra patria pacífica y neutral como un país amamantado por la teta norteamericana. Esta acción ha demostrado que estamos ciegos ante el Imperio del Terror cuyo único propósito es convencer al mundo con artimañas mediáticas de que países inocentes son culpables y por eso merecen ser invadidos, masacrados y vilmente expropiados de sus recursos naturales (en el caso de los países del Medio Oriente petróleo y gas natural).

El no participar de la coalición no significaría que estamos mirando para otro lado, significa que tenemos que enfocar nuestros esfuerzos en satisfacer las necesidades básicas de los seres humanos que tenemos al lado y después de que éste grupo cercano tenga lo necesario para vivir dignamente se podrá contribuir financieramente contra el terrorismo. Es decir, para prevenir que en Panamá se mueva dinero que financie actividades terroristas no es necesario pertenecer a una coalición que coloca al país como posible objetivo terrorista.

Lo bueno de la coalición es que nos ha permitido ver como pueblo, que así como las decisiones de nuestro presidente no nos representan como nación, así tampoco Osama Bin Laden o ISIS representan a todo el pueblo musulmán. Tengo contactos en Facebook que practican la religión islámica y sólo han manifestado su repudio ante los actos de terrorismo achacados a grupos musulmanes extremistas. A toda la población musulmana, panameña igual que yo, a toda persona árabe religiosa y pacífica, les extendemos nuestras más sinceras disculpas por todas las manifestaciones de odio y prejuicio que puedan recibir a causa de la ignorancia y la crueldad de gente que se cree muy buena, pero prefieren dejarse llevar por el odio y la ignorancia antes que informarse a conciencia. Esa gente que mencioné de último, no nos representa.

Señor Presidente y autoridades del gobierno panameño: en vez de estar haciendo papeles de payas@s y siendo el hazmerreír del mundo entero, hagan su trabajo de una vez por todas y hágannos ver palpablemente el abusivo 11% que nos descuentan de nuestros miserable salarios. Es el colmo que además de robar, quieran invertir nuestro dinero en luchas estériles contra enemigos imaginarios. Su deber es con nosotr@s que nos estamos revolcando en la inseguridad de Panamá. Métanle mano al grave problema que tenemos por la falta de agua potable, arreglen las escuelas que nuestra patria está en agonía por falta de educación, arreglen los parques y sus canchas de baloncesto y fútbol, inviertan en la agricultura, saneen nuestros ríos y playas, súbanle el salario a tod@ operari@ que trabaja en la AAUD recogiendo la basura.

¡Oigan ustedes que gobiernan Panamá! Si les da pereza algo de lo anterior, si obstruye que ustedes sigan robando a manos llenas, entonces por lo menos hagan algo por cumplir otros sueños que sí les conmuevan. Si algo llena de esperanza a la niñez y a la juventud, si algo levanta el espíritu de cualquier panameñ@ joven o adult@, es ese sentimiento que nos regaló Saladino en Osaka 2007 con la medalla de oro o lo que nos hizo sentir el Matador Tejada con aquella chilena que le encajó a México en las eliminatorias mundialistas del 2005. Vienen los Juegos Olímpicos de Río 2016, ¡suelten dinero para todas las categorías del deporte! Viene Rusia 2018, ¡métanle! Tenemos equipos de baloncesto femenino y masculino que necesitan un impulso económico fuerte. ¿Será que eso sí les espanta la holgazanería?

En lo que sí se debería invertir dinero es en publicidad que cuestione las creencias de un país fundamentalmente cristiano pero profundamente insensible ante un pueblo sirio sin hogar. Así como la entrada indiscriminada de personas colombianas y venezolanas ha presentado retos a nuestro pueblo, así la entrada de siri@s también será retadora. Pero hemos vivido entre musulmanes en armonía desde hace décadas y no hemos tenido ningún tipo de experiencias con el terrorismo islámico, no veo en las noticias locales criminales musulmanes ¿usted sí? Panamá ha sido una tierra pacífica y bondadosa y como panameñ@s no hemos tenido la necesidad urgente de emigrar, pero medite: Si tomamos una actitud inflexible en contra del asilo de personas desplazadas por la guerra, ¿qué nos espera a nosotr@s cuando, ni el cielo lo permita, alguna guerra nos obligue como panameñ@s a buscar asilo en otros países? Hagamos con las personas lo que queremos que hagan con nosotr@s mism@s.

Nadie nace terrorista. Nadie nace ladrón. Son las situaciones sociales las que moldean a un ser humano para bien o para mal. Lo que sucede en Medio Oriente poco tiene que ver con la religión o la nacionalidad y mucho con intereses políticos. Eso es lo positivo de la coalición, nos ha vuelto vulnerables y ha despertado nuestra sensibilidad humana. Tomemos lo anterior en cuenta e investiguemos más allá de las redes sociales. Por último, nos aferramos a la esperanza de que este tema de la coalición no esté en camino a escalar en acciones terroristas por parte de ISIS, ni el cielo lo permita. Panamá y l@s panameñ@s no tenemos nada que ver con los desaciertos de nuestro presidente. L@s musulmanes no están representad@s por ISIS y el terrorismo.

¡Si queremos paz, sembremos paz!

Advertisements

Ni “Por Favor” Ni “Gracias”

Me doy cuenta cuando un insecto se posa sobre mí. Las cosquillas de las patas de la mosca me incomodan pero para la gente de las zonas pobres de India, la mosca es casi parte de sí misma. Se posan en sus ojos, en su boca, en sus orificios nasales y es como si nada, algo sin la menor importancia.

En República Dominicana mucha gente trabaja en las zonas de desperdicios y se revuelcan para encontrar plástico o aluminio que intercambian por algunos centavos. El día a día huele a ñinga, su trabajo consiste en nadar entre la putrefacción.

Mi vida no la cambió una persona adinerada ni alguien con fama. No he sido retada por gente reconocida por su belleza o su poder. Al contrario, fueron las acciones de un campesino galileo las que me hacen reconsiderar mis desiciones. Han sido las palabras de gente pobre, las miradas de gente en agonía, las respuestas de personas olvidadas, el semblante de un niño iracundo y el testimonio de mujeres que fueron violadas sin compasión las que retan mi humanidad a ser más, a ser mejor.

Desde que vi y escuché a Amadou sentí un impulso de investigar su apellido, buscar su perfil en facebook y pedirle su dirección exacta para visitarlo. Segundos después entendí que para la mayoría de las personas en Senegal o en Haití el internet es algo que quizá jamás podrán experimentar en esta vida, ni en su reencarnación siquiera. Quizá no puedo ayudar a Amadou directamente, pero intentaré crear conciencia a través de sus palabras y las de otras personas en el tema de la pobreza.

Atman.png

“Ahora voy a definir pobreza, lo que la pobreza significa para mí:
Es cuando tengo que ir a la escuela pero no puedo ir.
Es cuando tengo que comer pero no puedo.
Es cuando tengo que dormir pero no puedo.
Cuando mi esposa y mis hijos sufren.
No tengo un nivel intelectual suficiente para sacarnos de esta situación, ni a mí ni a mi familia. Realmente me siento pobre. Físicamente pobre, mentalmente pobre.
Y ustedes gente rica que me escucha, ¿qué tienen que decir de su riqueza?”.

-Atman / Haití

Amadou.png

“Por no tener dinero perdí a mi hermana mayor y a tres de mis hermanos. Murieron delante de mis ojos. ¿Porqué? Estaban enfermos y necesitaban cuidados. El hospital al que fuimos era muy caro. Les dieron un pequeño tratamiento y de inmediato les mandaron de vuelta a casa. Nos quedamos con ellos. Al final, eso fue lo que pasó. Dios decidió, pero la causa de su muerte fue nuestra pobreza”.

-Amadou / Senegal

Zica.png

“A mí la pobreza me entristece, pero más me entristece por causa de la injusticia. Porque si todo el mundo tuviera alimento, por lo menos la [barriga llena], pudieran razonar. Razonar es inteligencia. Entonces podría ser pobre y vivir en una choza pero tendría inteligencia en la cabeza para poder salir de allí.”

-Zica / Brasil

Stephen.png

“Algunas de las personas más generosas que conozco no tienen dinero y así es como debe ser. Cuando no tenemos dinero es un estilo de vida diferente. Cuando ves a personas mayores usted no ve… en nuestro lenguaje nosotros no tenemos una palabra como “porfavor” o “gracias” porque es lo que se espera de nosotros, que compartamos y demos lo que tenemos. Hoy tenemos que decir “porfavor” y “gracias”, tenemos que rogar por cosas. En los viejos días, era algo tácito que compartiéramos cosas. Era parte de lo que éramos. Y no sólo para el pueblo aborigen, sino para todas las gentes alrededor del mundo que harían lo mismo antes [que existiera el] dinero. Pero actualmente “es mío”. Existen palabras como “mío”. No compartimos nuestras cosas nunca más y eso nos mata como seres humanos, como sociedad, como raza. Y cuando digo “raza” estoy hablando de la raza humana. Le negamos a otras personas refugio, le negamos comida a otras personas, les negamos a otras personas su supervivencia, puramente por el dinero”

-Stephen / Aborigen de Australia

Quienes me criaron aún no pueden explicarse cómo desde tan pequeña pude ser egoísta con la comida y con algunas cosas. Desde que tengo uso de razón escuché el sermón de: “¿cómo se dice?” y yo debía responder: “porfavor y gracias”. Soy de las estudiantes que espera a sus profesor@s en la puerta de su oficina con preguntas, estoy allí plantada desde antes de que lleguen. Un profesor en particular me atendió tantas veces y tantas veces me rescató de entre mis dudas, sin querer salir del paso, que en una ocasión le dije: “profesor gracias, muchas gracias” a lo que respondió: “no me dé las gracias, es mi deber“. Medité en eso porque en ese momento no le hallé sentido.

De hoy en adelante no espero los “porfavores” ni las “gracias” de nadie, no me sirven, no los quiero. Hoy me queda claro que es mi deber, es nuestro deber ayudar y dar de lo que tenemos, de lo que conseguimos, de lo que alcanzamos. Batallemos con nuestro egoísmo, no le neguemos a la gente su supervivencia. Dejemos de lado la religión, la política, las opiniones. Al final lo único realmente importante es que yo soy humana y tú eres humano también.

La Vida en los Cielos: Otra Cara de la Moneda

PILOTS

No hay manera de hablar sobre el mundo laboral en Panamá sin mencionar la industra aérea y sobre todo la aerolínea panameña Copa Airlines. La página de TripAdvisor ante la pregunta ¿Qué tan bueno es el servicio de dicha aerolínea? se ahogó en comentarios como: “excelente, muy buena, la recomiendo ampliamente”, etc. No puedo negar que como panameña me siento orgullosa, pero existe mucho detrás de la operación aérea que no se conoce socialmente. Sin duda, algo que marca a la gente que viaja en un avión es el trato de la tripulación, el servicio al cliente. Y esa es la parte incómoda del cuento. La opinión popular sobre las personas que trabajan en el aire, específicamente de l@s asistentes de vuelo, mancha a este grupo como personas sin estudios, con cabeza hueca, sin aspiraciones concretas y cuyo propósito más importante es “irse de rumba” e ir de compras.

No puedo evitar estar en un vuelo y no pensar: ¿cómo hacen estas personas para estar siempre (o, al menos, la mayoría de las veces) de buen humor? ¿Y si se sienten mal? Y si ella está con la mestruación y tiene cólicos, ¿cómo lo afronta? ¿Será él gay o no? ¿Y si hoy se gradúa su hijo o su hija y no pudo asistir? ¿Y si su mamá o papá están en el hospital? Pienso en el novio o la esposa, Navidad, Año Nuevo, Día de la Madre, Día del Padre, cumpleaños, bodas, días feriados. También está la otra cara de la moneda y pienso ¿será fiel estando 2 y hasta 4 días a la semana fuera de casa? ¿cómo manejarán los excesos a los que se puede llegar estando en países donde nadie te conoce?

Definitivamente, así como quien no tiene un ser amado gay, pocas son las posibilidades de que realmente se interese en el tema, de la misma manera quien no tiene un ser querido trabajando como tripulante de aviación, pocas son las posibilidades de que se ponga en los zapatos de un@. Por esta razón, este artículo tiene el objetivo de ampliar el panorama de la sociedad sobre este grupo, informar a toda persona que esté considerando aplicar a este trabajo e iniciar un cambio de mentalidad en la clientela aérea para facilitar la vida de la tripulación técnica y de cabina. Se contactó una mínima muestra de asistentes de vuelo y pilotos que tienen desde 2 hasta 15 años de servicio y, por otro lado, personas sin lazos con la industria aérea. En cada grupo se consideraron personas de ambos sexos.

El mundo del servicio abordo es mayoritariamente femenino y debido a esto la sexualidad de un hombre en este campo es inmediatamente cuestionada. Ante la pregunta ¿qué dificultades afrontas en un mundo laboral mayoritariamente femenil? Un hombre heterosexual respondió: “la gente te molesta mucho, en muchas ocasiones se burlan de ti, y dudan de tu sexualidad.” Pero agrega “Es normal que te etiqueten como homosexual por que por mi experiencia [,] entre un 60 y 75% de los tripulantes varones son homosexuales o han tenido alguna experiencia homosexual, contando con ex compañeros casados [y] con hijos, que tenían parejas del mismo sexo en el trabajo o en otros países. Por esta y otras razones la gente etiqueta a los tripulantes varones como gays.

En cuanto a las mujeres que brindan servicio abordo, es muy común escuchar entre pilotos expresiones sobre ellas como carnada para pasar el tiempo fuera de base o que son muy fáciles de engatuzar porque muchas tienen en la cabeza “cazar un piloto para salir de la pobreza”. En este tema las féminas comentan que siempre y cuando una se de a respetar y se maneje de forma profesional no tendrá malas experiencias con los pilotos.

Se piensa que el mundo de las tripulaciones de vuelo está lleno de excesos y peligros personales (sexo, drogas, despilfarro) por lo cual se les preguntó acerca de cómo manejaban esta situación y una de las respuestas fue esta: “En verdad está lleno de excesos tales como droga (principalmente marihuana, cocaína y éxtasis), promiscuidad (tanto heterosexual, como homosexual) y alcoholismo, todo depende de fuerza de voluntad y saber donde quieres llegar, y queda en ti dejarte llevar por las cosas que pasan en tu entorno.” Otra de las respuestas más populares fue: “Estando bien alerta en todo momento, siendo precavido y sabiendo elegir [las] amistades o compañías que [me] rodean.” Entre las respuestas se mencionó que el tener claro los objetivos y la educación recibida en el hogar son de mucha influencia para no caer en la presión de grupo. Debo mencionar en este punto que las personas que laboran en este ámbito también son cazadas por contrabandistas para transportar drogas o mercancía ilegal por lo cual aquello de estar alerta también tiene que ver con esta situación.

En el caso de l@s pilotos, el 33% de los pilotos masculinos comentó que prefiere compartir cabina con pilotos hombres ya que usualmente las pilotos mujeres son más autoritarias y la convivencia es un poco más complicada. El otro 67% concuerda en que lo necesario en un piloto es que tenga capacitación profesional y el sexo o el género es lo de menos. Es un gran logro que en esta sociedad patriarcal en donde la mujer es la principal responsable de atender a los hijos e hijas, ya se tenga más apertura para que ellas escojan la profesión que deseen.

La mayoría de las personas encuestadas opina que lo que más les gusta de viajar como parte de su trabajo es conocer otras culturas y darse cuenta de que fuera de Panamá existe otro mundo por descubrir y admirar. Además agregan que la rutina y lo monótono de un trabajo de oficina es algo que no tienen que sufrir. De la misma forma, coinciden en que lo que menos les gusta es la imposibilidad de tener una vida familiar y social estable y trabajar en días festivos. También la exposición a tentaciones y la falta de descanso son puntos negativos que se mencionaron.

De la muestra escogida entre personas que no pertenecen al mundo de la aviación, 45% son hombres y 55% son mujeres. El 10% de los hombres que nunca ha viajado en avión considera que l@s asistentes de vuelo están pendientes de lo que se le ofrezca durante el trayecto mientras que el resto concuerda en que “es el personal a cargo de cualquier consulta de l@s pasajer@s.” El 16% de las mujeres que jamás han volado expresa que se encargan de dar las instrucciones a l@s pasajer@s. Entre otras respuestas sobre qué opinión tiene sobre l@s asistentes de vuelo están: “están para repartir la comida y los refrescos”, son “los meseros del aire”, “ayudan, atienden a los pasajeros, saben datos importantes de los vuelos, el avión y las reglas”, se dedican a eso por la “aventura”.

En cuanto a los hombres que son asistentes de vuelo los varones encuestados indican: “no es tan atento como una mujer “, no lo discriminoes un trabajo igual que los demás”, “es un trabajo que puede ser de cualquier género”. Para mi sorpresa, el 80% de los hombres encuestados tienen una opinión de neutral a inclusiva respecto a varones asistentes de vuelo. Las mujeres por su parte opinan: “que es un chico diferente, afeminado”, “que puede ser un loco porque normalmente los hombres que se meten son jóvenes [y escogen ese trabajo] para conocer y vivir una vida de fiesta”, “que no hay distinción de sexo para un trabajo”, “que son más caballerosos y serviciales que el resto de los hombres”.

Sobre qué piensan sobre los pilotos hombres, los encuestados varones opinan: “que su pareja le pone los cuernos”, “una persona que se ha sacrificado y estudiado bastante para un buen trabajo”, “buen salario”, “ordenado”. Las mujeres mencionan: “que es [una] carrera sacrificada”, también coinciden con los hombres en que devengan un buen salario.

En relación a las mujeres que son pilotos una señora que no ha volado comentó que una piloto “es una mujer luchadora porque es una carrera de tendencia masculina”. Un joven que tampoco ha viajado opina que “es una chica con agallas, mucha valentía y capacidad”. Entre las opiniones masculinas sobre el mismo punto están: “es una mujer decidida en lo que quiere sin importar el qué dirán”, “excelente, una mujer en un trabajo –disque- de hombre”. Entre algunas otras opiniones femeninas al respecto están: “que es muy inteligente y arriesgada”, “que quería ser diferente y demostrar que no es sólo de hombres eso de ser piloto”, “lo mismo que si fuera un hombre piloto con la diferencia de que si es madre no imagino cómo será estar varios días sin ver a sus hijos.” Aquí se intensifica la enseñanza machista de la responsabilidad mayoritaria para la mujer sobre l@s hij@s, porqué no hacer la pregunta: ¿el hombre piloto extraña menos a sus hij@s que una mujer piloto?

Aquí enumero algunos de los puntos que las personas del aire desean que todo viajante aéreo sepa:

  1. Las personas que trabajan de servicio a bordo son en su mayoría personas estudiadas y capacitadas que escogen la profesión de tripulante por que les apasiona viajar y atender a las personas.
  2. Cuando vuela, usted viaja en un tubo de metal a velocidad a través de un ambiente en el que el ser humano no sobreviviría desprotegido. La tripulación es la encargada de darle seguridad en este proceso por lo tanto requiere de una gran preparación no sólo de apretar botones.
  3. La tripulación que brinda servicio abordo no son meser@s. Su responsabilidad principal es mantener la seguridad de los pasajeros.
  4. No deben verles como sus emplead@s. Es importante hacer sus solicitudes con respeto y sin exigencias porque su trabajo tiene que ver con la seguridad del vuelo y de todas las personas abordo para que la aeronave llegue a su destino. Todo lo que adicionalmente se ofrece (alimento, frazadas, audífonos, etc) es complementario.

La rutina es lo mejor para amargar la existencia de personas dinámicas. Los 25 años que viví con mi madre su arreglo personal era impecable: cabello, maquillaje, uñas, ropa, accesorios, zapatos y cartera, todo combinado a la perfección. Un ritual alegre de 6 a 8 am amenizado con las noticias televisivas. Eso es algo que considero bueno y que yo jamás pude copiar. Por eso admiro a las asistentes de vuelo, siempre presentables. No importa el humor en el que estés o el estado de salud en que te encuentres, siempre debes estar impecablemente arreglada e indudablemente dispuesta a dar un servicio excepcional. Lo anterior también aplica para los varones, lamentablemente el machismo nos ha enseñado que “los hombres no lloran” y nos hemos creído tanto esa frase que muchas veces pensamos que los hombres no sienten, no sufren y mostrar debilidad es motivo de burla. Es normal que un hombre tenga suficientes motivos para estar de mal humor, con dolor de cabeza o triste y de igual forma tiene que mostrar su mejor sonrisa a toda costa en este trabajo.

Los horarios retadores a los que este grupo es sometido es algo que mucha gente ignora. Existe una gran diferencia entre horarios rotativos en tierra y horarios rotativos en el aire. Un artículo sobre los turnos nocturnos menciona que una persona que trabaje a las 4 de la mañana es capaz de procesar información igual que alguien que se ha tomado unos tragos de whisky o algunas cervezas en donde pensar con claridad es un desafío. El mismo escrito menciona que según Russell Foster, experto británico en el estudio del sueño, se ha descubierto a través de una gran variedad de estudios diferentes que el reloj biológico no se adapta a las demandas del trabajo nocturno. De allí que una de las encuestadas que tiene 15 años laborando como tripulante de cabina indica que lo que menos le gusta de su profesión es viajar de madrugada o tarde en la noche. Trabajar en tierra de madrugada y saber que en un par de horas estarás en casa no es lo mismo que trabajar de noche en el aire y mentalizarte en que llegarás a tu hogar 1 o 2 noches después.

Finalizando, para las personas que son pasajeras, respetemos a quienes velan por nuestra seguridad en los aviones y despojémonos de todos los estereotipos en esta línea de trabajo. No al bullying. Generalizar siempre mata a más personas de las que salva y no está de más recordar la regla de oro: “No trates a nadie como No quieres que te traten a ti.”

Para quienes trabajan en el aire, es muy fácil dejarse seducir por todo tipo de pasiones o curiosidades cuando nos encontramos en lugares lejos de casa donde nadie nos conoce, por eso nunca olviden: desorden con orden y no tomes ninguna decisión cuyas consecuencias no puedas cargar mañana. Si te riges por valores morales y principios éticos, importa poco lo que la gente pueda pensar y si la estás –jugando- fuera de casa, recuerda el viejo y conocido refrán: “cuando el río suena es porque piedras trae”, le hacemos mucho caso a este dicho. Por último, las palabras de mi madre “no hagas nada bueno que parezca malo” y si no quieres que lo sepan, no lo hagas.

Pues nada hay escondido que no haya de ser descubierto, ni hay nada hecho en secreto que no haya de conocerse y salir a la luz.

Lucas 8:17

En conclusión, sigamos en la lucha contra un sistema machista que demoniza y discrimina a las mujeres piloto que escogen trabajos “de hombre”, así como discrimina a los hombres “asistentes de vuelo” que escogen trabajos “de mujer”. Los trabajos no tienen sexo, trabajo es trabajo. También batallemos con aquello de demeritar el trabajo de asistente de vuelo contra el de piloto, ambos merecen reconocimiento en su categoría (un extracto de 2 minutos de los Simpsons ilustra lo anterior de manera magistral). Creo que lo verdaderamente importante en un trabajo es disfrutarlo y a la vez poder tener remuneración económica por ello. También hay regalos que vienen incluídos al trabajar en los cielos como la alegría de ver el amanecer, la oportunidad de nutrirse de otras culturas del mundo o la emoción de una nueva aventura en cada vuelo. Sean viajes de trabajo, compromisos o placer, l@s pilotos y l@s tripulantes usualmente hacen más llevadera la travesía. ¡Gracias a tod@s l@s pilotos y tripulantes que han hecho de nuestros vuelos una grata experiencia! ¡Felicidades!

@abisagvilla  @abimztra  @eljuanete507
f: https://www.facebook.com/eljuanete507/

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: