jaloguin

Se cree que el cristianismo siempre existió como se practica en la actualidad. Sin embargo, al igual que el idioma español tuvo su proceso desde el latín hasta el español que manejamos actualmente, así como en materia civil el derecho al voto de la mujer fue reconocido por primera vez en América Latina por Uruguay en 1927, al igual que los logros de la mujer en la política con Sirimavo Bandaranaike en 1960 (primera mujer presidenta [Sri Lanka] en la historia), la religión también cambia con el correr del tiempo. En el prólogo del libro de Justo González titulado Historia del Pensamiento Cristiano, Roland Bainton comenta lo siguiente:

De igual modo que los israelitas, al escapar de Egipto, llevaron consigo algunos de los bienes de sus opresores, así también los cristianos utilizaron las ideas y métodos intelectuales de sus opositores para dar forma a sus argumentos de defensa. En términos generales, los intereses intelectuales de los cristianos, aunque eran de carácter teológico más bien que filosófico, les colocaban dentro de la tradición de la filosofía griega; y hasta los cristianos que, como Tertuliano, repudiaban el uso de la ciencia pagana eran herederos de los tesoros clásicos en lo que a la agudeza de sus razonamientos refería.

González explica sobre el 25 de diciembre que originalmente era la fecha del nacimiento de Mitras que fue hasta fines del siglo tercero o a principios del cuarto que comenzó a celebrarse en esa fecha el nacimiento de Jesucristo. Sobre lo anterior anota:

Puesto que en el solsticio de invierno el sol comienza a ascender tras seis meses de descenso, esa fecha se ha relacionado frecuentemente con cultos de fertilidad y de misterio. En el Imperio Romano se le daba gran importancia, y era importante tanto para el culto al emperador como para el mitraísmo. En el siglo cuarto, los cristianos adoptaron esa fecha para celebrar el nacimiento de Jesús, a base de que él es el –sol de justicia-.

Pero ésta información no está reservada para la academia y la erudición. En su artículo acerca del Halloween, Wikipedia maneja la misma información en cuanto al 25 de diciembre como conmemoración del nacimiento de Mitras y enumera más de 15 similitudes entre el mitraísmo y el cristianismo.

Ya teniendo la base anterior, nuestra formación religiosa es en muchos casos la razón por la cual hacemos o dejamos de hacer cosas. Nos han sembrado que las creencias de nuestros padres y madres son indiscutibles, irrefutables e incuestionables. Es al contrario, pueden llamarse semillas de maldad ya que si creemos que Dios tiene un papel medular en la creación del ser humano y la humanidad está dotada de intelecto, pues esa capacidad de razonar es para ponerla en práctica. Ésto va para todos los hermanos y hermanas cristian@s que demonizan el Halloween, que buscan debajo de las piedras bíblicas para justificar su radical posición respecto a esta fiesta y que además le encuentran la “quinta pata santa al gato”:

Que alguien crea que le halló la quinta pata al gato,

aunque la santifique, no hace que el gato tenga realmente 5 extremidades.

Un gato saludable siempre tendrá 4 patas.

El Halloween es una fiesta que llega en 1840 a los Estados Unidos y se populariza a nivel internacional entre los años 1970 y 1980 a través del cine y las series de televisión. Catalogo como cuestionable el testimonio de exbrujas como Beth Eckert quien asegura que se realizan sacrificios humanos por parte de ciertos grupos satánicos en estas fechas. En este asunto me permito comentar que es muy extraño que, habiendo tantas personas perteneciendo al satanismo, no exista ninguna evidencia sobre estas aseveraciones. Tampoco se ejecutan operativos oficiales luego de estos testimonios tan atroces sobre asesinatos o sacrificios humanos. Con todo respeto, si se están sacrificando vidas humanas y estas personas ex satánicas lo saben con certeza, ¿porqué no se unen entre sí para desmantelar ese macabro grupo? ¿Porqué no marchan en las calles en modo de protesta por estos rituales satánicos? ¿Porqué no consiguen evidencias con videos o fotos o les denuncian a la policía para desenmascararlos? Si esto fuera cierto, cada gobierno pondría su cuerpo militar o policial a buscar en los montes y lugares recónditos para impedir que humanos sean ofrecidos a Satanás o a cualquier dios.

Siguiendo la misma línea, le juego la carta del Día de Acción de Gracias o Thanksgiving y el Viernes Negro o Black Friday (suponiendo que los Carnavales no son celebrados por l@s cristian@s). El Día de Acción de Gracias o Thanksgiving es una celebración que tiene origen en Estados Unidos y tiene sus raíces en festivales de agradecimiento por las cosechas de inmigrantes europeos así como en celebraciones del final de la cosecha por los nativos americanos. Este día especial se conmemora el cuarto jueves del mes de noviembre en los Estados Unidos. Justo después se celebra el Viernes Negro, también originado en Estados Unidos cuyo propósito es indicar la inauguración de la temporada de compras navideñas. Vale recalcar que desde el 2005 es el día de mayor movimiento comercial de todo el año en Estados Unidos. Al final, se trata de un mero un culto al consumismo y al dios dinero donde se afianza la pobreza de los pobres y la riqueza de los ricos, donde ocurren tragedias que involucran hasta la pérdida de vidas humanas.

Las festividades mencionadas tienen origen en el norte y no hay porqué celebrarlas sólo porque la televisión y el cine nos influencian a hacerlo. La realidad también es que los sentidos originales de las cosas se han diluido: la sociedad en su mayoría, espera Semana Santa para darle uso a sus casas de playa o visitar las cabañas de alquiler, no toman una actitud reflexiva al meditar en la Pasión de Cristo. El estudiantado no tiene idea de la diferencia entre el 3 y el 28 de noviembre, no piensan las luchas del pueblo panameño por la soberanía patria, no sienten un cosquilleo en el estómago el 9 de enero (Día de los Mártires 1964) y el 20 de diciembre es un día cualquiera (Invasión estadounidense a Panamá en 1989). La cruda realidad es que en Navidad se piensa más en cómo va a conseguir los regalos para 30 personas, de qué color va a pintar la casa, qué adornos va a botar y cuáles nuevos va a comprar para adornar el arbolito, a qué banco le va a pedir prestado y cómo va a pedir prórroga para las deudas del año pasado.

La Navidad es caracterizada por pinos y muñecos de nieve en latinoamérica, cuando en Paraguay se puede freír un huevo con el calor del asfalto. Salvo algunas regiones de Brasil, Argentina y Chile ¡Somos países calientes sin nieve y sin pinos! Ese es uno de los trazos sutiles del imperialismo que nos encanta apadrinar y amadrinar.

En fin, así como Navidad para algunas personas no-religiosas se trata de un tiempo de solemne compartir y repartir obsequios a seres amados, también para algunas personas Halloween es un tiempo para jugar a los disfraces.

Algunos puntos negativos del Halloween, en lo personal, serían los siguientes:

  • Los dulces. El azúcar es considerada una neurotoxina y por tanto sumamente dañino para el ser humano y es lamentable de que la niñez vulnerable sea el blanco principal.
  • El gasto innecesario. Es muy probable que el disfraz que utilices este año no quieras usarlo el siguiente. Una persona adulta puede que lo considere pero será muy difícil matar la emoción en un niño o una niña de sorprender a l@s amiguit@s con un nuevo disfraz. Vale comentar que es la misma situación con la festividades del 14 de febrero, el Día de la Madre, el Día del Padre y todas las respectivas decoraciones.
  • El miedo sembrado en la niñez que les roba su tranquilidad y su inocencia.
  • En el caso de México, le roba terreno a una celebración cultural muy rica que ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el Día de Muertos. Esta festividad tiene raíces precolombinas y celebra la vida de los ancestros y las vidas de niños y personas fallecidas. No es raro que la niñez esté más familiarizada con el “truco o trato” que con las calaveritas, los altares y las ofrendas de muertos.

Si desea utilizar 2 Corintios 6: 13-16ª que dice “14 No se asocien con los incrédulos formando una pareja desigual. ¿Acaso tiene algo que ver la rectitud con la maldad? ¿Tienen algo en común la luz y las tinieblas? 15 ¿Qué acuerdo puede haber entre Cristo y Satanás? ¿Qué relación entre el creyente y el incrédulo? 16 ¿Puede haber algo en común entre el templo de Dios y los ídolos?” William Barcklay (coincidiendo con Raymond Brown en su Introducción al Nuevo Testamento y Jerome Murphy junto a O´Connor, O.P en el Comentario Bíblico San Jerónimo) comenta lo siguiente:

Es difícil darse cuenta de cuántas separaciones conllevaba el Evangelio para los que lo aceptaban en aquel tiempo.

(i)A menudo quería decir que una persona tenía que abandonar su profesión. Supongamos que se trataba de un mampostero. ¿Qué le pasaría si a su empresa le salía un trabajo de construir un templo pagano? O supongamos que era sastre. ¿Qué le pasaría si se le contratara para hacer las vestiduras de sacerdotes paganos? 0 supongamos que fuera soldado. A la entrada de todos los cuarteles y campamentos ardía la llama del altar consagrado a la divinidad del césar.

[…]

(ii) A menudo quería decir que una persona tenía que dejar su vida social. En el mundo antiguo […] muchas fiestas paganas se celebraban en el templo de algún dios. La invitación se hacía en estos términos: « Te invito a comer conmigo a la mesa del Señor Serapis.» Aunque no fuera siempre así, una fiesta pagana empezaba y terminaba con una libación una copa de vino, que se derramaba como ofrenda a los dioses. ¿Podía un cristiano tomar parte en eso? ¿O tenía que despedirse para siempre de la sociedad de la que había formado parte y que tanto había representado para él?


(iii) A menudo quería decir que una persona tenía que renunciar a sus lazos familiares. Una de las cosas más dolorosas del Cristianismo en sus primeros años era la forma en que se dividían las familias. Si una esposa se hacía cristiana, su marido podía echarla de casa. Si un marido se hacía cristiano, su mujer le podía abandonar. Si se hacían cristianos los hijos e hijas, se les podían cerrar en la cara las puertas del hogar. Era literalmente cierto que Cristo no vino a traer la paz sobre la Tierra, sino una espada divisoria [ No crean que he venido a traer la paz al mundo. ¡No he venido a traer paz, sino guerra! Mateo 10:34]; y que los hombres y las mujeres tenían que estar preparados a amarle más que a sus seres más próximos y queridos. Tenían que estar dispuestos a verse excluidos hasta de sus propios hogares.

El cristianismo de hoy es un cristianismo muy distinto al de la época de Pablo y debe interpretarse bajo esos preceptos.

De pequeña no aprendí a divertirme con disfraces y ahora de adulta eso no ha cambiado. No me identifico con las celebraciones que no representan mi cultura y mi clima y que tienen origen en otros países, pero no por eso las condeno. No me interesa celebrar Halloween pero creo que las amistades del colegio que les encanta disfrazarse y divertirse de esta manera no tienen ninguna intención satánica. Confío en que Dios ve sus corazones.

Pude leer las posiciones sobre el Halloween de Jesús Adrián Romero y las terribles críticas. También leí la posición de Juan Carlos Rodríguez del dúo musical Tercer Cielo y de todo lo bonito que le respondieron. ¿Porqué seguimos demonizando todo lo que no nos gusta y sólo aplaudimos lo que se ajusta a nuestro parecer?

Si no quiere celebrar Halloween por motivaciones religiosas, ¡no lo celebre! Pero invente el Día del Escondite o el Día del Pan con Queso y juegue a las estatuas con sus hijas e hijos. La niñez y la juventud necesitan días de diversión como éstos. Si su motivación es religiosa, sea más prudente en los gastos que realiza en otras festividades que sí favorece como la Navidad, San Valentín, los días de la Madre y el Padre. También observe de qué manera invierte su tiempo en festividades solemnes como la Navidad y Semana Santa. No gaste el dinero que no tiene en boberías y, si tiene el dinero, compre alimento para las familias sin hogar.

Si cae en el consumismo es igual que l@s incrédulos, no hay rectitud en usted y tiene mucho en común con las tinieblas, con Satanás y con la idolatría.

Ore más, lea más la Biblia, ayune más, reúnase más en el templo y haga más obras de caridad con parte del dinero que invierte en regalos innecesarios y decoraciones que mañana serán uno de los verdugos del medio ambiente.

Usted cristian@ puritan@, ¿entonces? Ni celebra dignamente su Navidad sagrada, Ni deja a la gente sana celebrar su Halloween? Es decir, ¿ni Chana ni Juana? Sería interesante comenzar a celebrar Navidad con caracterizaciones propias de nuestra cultura y nuestro sabor tropical. Sería interesante que evaluáramos en qué creemos y porqué. Sería sensato ser consistente con la búsqueda de santidad en celebraciones como el Halloween cuando en múltiples otras festividades con orígenes paganos, mundanos y vacíos actuamos bajo la llenura del pecado. Dejemos la hipocresía, la pereza de leer la Biblia a conciencia y el atrevimiento de juzgar como si fueramos dios@s. ¡Basta de criticar, de adjudicarnos el poder divino de clasificar qué es lo correcto y qué no y actuemos con coherencia! Vivamos y dejemos vivir. Por último:

Sea cortez, ande con cuidado, edúquese lo más que pueda, respete para que [le] respeten y que Dios nos ampare.

Ana María Polo

@abisagvilla
@abimztra
f: https://www.facebook.com/eljuanete507/

Advertisements